En el mundo del arte y la cultura, diciembre es uno de los meses más sentidos, coloridos y propicios para desarrollar ideas y proyectos que incentiven ese espíritu artista y creador que todos llevamos por dentro.

Desde la Dirección de Cultura, Prensa y Relaciones Institucionales, nos sentimos orgullosos de haber llegado a este mes, dejando atrás toda una historia llena de arte de cultura, de colores, alegría, pero sobre todo un trabajo que afianza a la Universidad Bicentenaria de Aragua, como un el recinto donde verdaderamente, la educación, el arte y la cultura se encuentra.

La emotividad propia de estas fechas, nos impulsa a querer agradecer a todas las personas que a lo largo de estos doce meses, pusieron su granito de arena, para que nuestra programación cultural, pensada en la comunidad ubista, se cumpliera y lográramos acerca a los estudiantes a ese espacio para el crecimiento integral.

A los artistas, quienes de manera desinteresada, aceptaron cada una de nuestros invitaciones para mostrar su talento ante la universidad. Al talento ubista, ese semillero de jóvenes, quienes más allá de ser los mejores en sus estudios, también nos siguen demostrando que llevan un consigo a un verdadero artista en el canto, el teatro, la escritura y el baile, son nuestros mayores colaboradores y sin ustedes no pudiese tener el éxito que hoy en día hemos consolidado a escala cultural.

Mención aparte, merece nuestro equipo de Cultura, quienes con una dedicación inigualable y haciendo el trabajo de miles, lograron sacar adelante cada uno de estos proyectos, los lunes de humor, los martes de música, los miércoles de parada cultural, los jueves urbanos, los debates Interescuelas, los festivales de música,  las conferencias y todo ese nutrido grupo de eventos, que desde la Dirección preparamos para la integración y el disfrute de los ubistas. Muchas Gracias.

Un nuevo año termina, pero estamos seguros que el que viene será mejor, y nos permitirá traerles ideas novedosas, actividades únicas y encuentros para el saber con el que esperamos sembrar en cada uno de los estudiantes el verdadero espíritu de ser ubista. Nos despedimos augurándoles el más amoroso mes decembrina, y un año nuevo cargado de prosperidad, salud y buena vida.